Agencia EFE | www.efe.com | Edición España

Personaje sugerido

Portada de El País (España)  http://kiosko.net/  http://kiosko.net/

 
 
 

Misiva de Dios, ¡te alabamos Einstein!

Si se escribiera hoy como una serie de tuits, seguramente se haría viral.

Piénsalo: una de las personas más famosas del mundo critica la religión. “Para mí, la palabra ‘dios’ no es más que la expresión y el producto de la debilidad humana; la Biblia, una colección de leyendas venerables, pero bastante primitivas”, dice el mensaje. “Creo que ninguna interpretación, sin importar cuán sutil sea, puede cambiar esta situación”.

En el original son solo 239 caracteres, incluidos los espacios, puntos y comas, por lo que no se acerca ni por poco al límite de 280 caracteres de un tuit. Además, el mensaje no acaba ahí: se trata de una carta que Albert Einstein escribió en 1954 y que se subasta esta semana. Nos permite echar un vistazo a los pensamientos privados de Einstein y, en el mundo polarizado de las redes sociales de hoy, quizá sería incendiaria.

El documento, una página y media en alemán, se dio a conocer hace una década como la “Carta de Dios”, un nombre que incomoda a algunos expertos en Einstein. Sin embargo, aunque la carta tiene que ver con su identidad como judío y la búsqueda humana de sentido, el científico solo utilizó la palabra “Dios” una vez, en el pasaje citado arriba.

La carta manuscrita está dirigida a Eric Gutkind, un filósofo alemán autor de un libro llamado Choose Life: The Biblical Call to Revolt que, al parecer, a Einstein no le gustó mucho. Según una explicación, el libro “presentaba a la Biblia como un grito de guerra, y al judaísmo y a Israel como incorruptibles”. Una reseña en la revista Commentary decía que Choose Life estaba “inspirado genuinamente por la tradición judía” y “desafía a una generación decepcionada a que ‘prepare el mundo para el reino de Dios’”.

Einstein escribió en la carta que estaba desilusionado del judaísmo, aunque dijo estar orgulloso de ser judío. En la carta, declaró:

“Para mí, la religión judía no adulterada es, como las demás religiones, una encarnación de la superstición primitiva. Además, los judíos, son un grupo al que me alegra pertenecer y en cuya mentalidad me siento profundamente anclado, pero que para mí no tiene ningún tipo de dignidad distinta de la de otros pueblos. Según mi experiencia, de hecho, no son mejores que otros grupos humanos, aunque estén protegidos de los peores excesos gracias a una falta de poder. Por lo demás, no hay nada que me haga deducir que son los elegidos“.

Einstein escribió decenas de cartas en las que mencionó a Dios o al judaísmo. “Nadie debería leer una carta de Einstein y pensar que resuelve lo que piensa sobre Dios”, dijo en una entrevista Walter Isaacson, autor de Einstein, una biografía publicada en 2007. Sus ideas cambiaban de una década a otra “o incluso de un día a otro”, comentó Isaacson.

La carta salió a la luz en 2008. Hasta entonces, al parecer había estado en posesión de los herederos de Gutkind, quien murió en 1965. Entonces, el documento entró al universo de las grandes subastas y se vendió por 404.000 dólares en Londres.

FRAGMENTOS DE ACTUALIDAD | NOTICIA COMPLETA EN NYT

Buscar este blog

Suscríbase y reciba nuestras publicaciones por correo electrónico