Personaje sugerido

 
 
 

Panorama económico de España un año antes de proclamarse la Constitución española de 1978

Hoy se celebra el 40 aniversario de la ratificación de la Constitución española de 1978. ¿Pero cómo era el panorama político y económico, sobre todo este último punto, de nuestro país un año antes de ser proclamada?

Como comentó un alto ejecutivo de la Banca, la elaboración de la nueva Constitución será un acontecimiento muy importante, pero donde está el problema de fondo es aquí en esta sala, en las futuras relaciones entre los empresarios y los trabajadores. Sin duda el 25-30 por ciento de inflación, el millón de parados, el creciente déficit de la balanza comercial y de pagos, la descapitalización y atonía de las inversiones, las suspensiones de pagos y quiebras planeaban sobre empresarios y centrales sindicales al igual que sobre todo el país, enmarcando un encuentro que se daba en libertad -"hace sólo unos meses muchos de ustedes no hubieran venido y algunos de nosotros tampoco, porque estábamos en la cárcel", señaló Camacho levantando aplausos-, pero en un momento de profunda crisis económica. El propio Gobierno, o por lo menos su equipo económico, era consciente de la importancia de esta reunión y se rumoreó que el mismo superministro de economía, profesor Fuentes Quintana, había enviado un observador y solicitado escuchar las cintas que recogían las diferentes intervenciones.

Antonio Garrigues, en sus palabras introductorias, vino a decir que el juego político ya tiene sus nombres, sus circunstancias y sus reglas, pero lo que está por decidir es el sistema económico español, y éste, en su opinión, lo van a forjar, fundamentalmente, el Gobierno, las agrupaciones empresariales y las centrales sindicales. El presidente de la APD pidió claridad y concreción al Gobierno -"si va a haber reforma fiscal, que haya reforma fiscal"-; constató que la clase empresarial está convencida de que la época del ordeno y mando ha desaparecido y que es preciso llegar a un consenso, a un entendimiento a corto y a medio plazo, con pacto o sin pacto social; reconociendo, por último, que las centrales sindicales habían luchado por la democracia con paciencia y eficacia y eran una clave decisiva en la viabilidad de cualquier programa económico.

FRAGMENTOS DEL PASADO:

Publicado en la prensa: "Triunfo, 16/07/1977"

Desde entonces ha cambiado 'un poquito'. ¡Felicidades!

Buscar este blog

Suscríbase y reciba nuestras publicaciones por correo electrónico