Agencia EFE | www.efe.com | Edición España

Portadas

Portada de El País (España)  http://kiosko.net/  http://kiosko.net/

Personaje sugerido

 
 
 

Europa limita a los gigantes tecnológicos y los temores sobre libertad de expresión

En España, activistas han sido sentenciados por sus publicaciones en redes sociales porque se consideraba que violaban una ley antiterrorismo general. Las cuentas de Twitter de unos ciudadanos alemanes fueron bloqueadas debido a reglas promulgadas en 2018 sobre el discurso de odio. Además, un tribunal neerlandés determinó que Google debe eliminar los resultados de búsqueda sobre una cirujana castigada por negligencia, con tal de cumplir una ley de privacidad.

En los últimos cinco años, Europa —proclamado como el lugar que más vigila a los gigantes tecnológicos de Silicon Valley— ha tomado acciones contra el contenido violento, el discurso de odio y la desinformación en internet a través de una serie de leyes y regulaciones nuevas. Ahora hay dudas acerca de si las autoridades de la región están yendo demasiado lejos, pues hay denuncias de que las reglas sirven para la censura y de que ayudan a algunos gobiernos a asfixiar a la disidencia.

Las consecuencias no deseadas quizá se agraven a medida que los gobiernos europeos propongan más leyes y políticas para restringir qué tipo de comunicaciones pueden compartirse en línea. En abril, el Reino Unido propuso designar un regulador de internet que tendría la autoridad para bloquear sitios web que considere nocivos. La Unión Europea está debatiendo de manera independiente una ley que exigiría a las empresas tecnológicas eliminar rápidamente contenido relacionado con el terrorismo en internet.

Con el conjunto creciente de leyes europeas, “habrá un estándar más bajo para la protección de la libertad de expresión”, dijo David Kaye, profesor de Derecho en la Universidad de California, Campus Irvine. En su papel como relator especial de las Naciones Unidas para la Promoción y Protección de las Libertades de Expresión y O pinión, parte de la labor de Kaye es detectar iniciativas gubernamentales que busquen restringir esas garantías. A decir de Kaye, las reglas europeas erosionan la que había sido una creencia compartida entre democracias occidentales de evitar la censura en las publicaciones de las redes sociales, los videos de YouTube y los foros de diálogo y otros tipos de contenido en internet.

El debate en Europa ilustra las dificultades que enfrentan los gobiernos al intentar regular el material más corrosivo en internet sin suprimir la expresión individual. Es un tema que también se ha visto en otras partes del mundo a medida que los países también se disponen a aprobar nuevas leyes o a imponer restricciones respecto al material publicado en línea.

FRAGMENTOS DE ACTUALIDAD | SEGUIR LEYENDO EN NYT

Buscar este blog

Suscríbase y reciba nuestras publicaciones por correo electrónico