Personaje sugerido

 
 
 

España rinde culto al absurdo, una vez más: "¡Crisis! ¿Pero es eso creíble?..."

D. Benito Pérez Galdós
Recientemente el New York Times escribía un artículo de opinión donde le daba un buen repaso a la 'actualidad' política de Spain, por no decir, directamente, a los políticos:

"El sistema político de España no funciona. Si algún dios no lo remedia, pronto los españoles deberán votar un gobierno nacional por cuarta vez en cuatro años: será porque los grupos parlamentarios surgidos de las elecciones del 28 de abril no supieron formar uno.

La situación se está volviendo crónica: en estos cuatro años hubo, además de tres elecciones generales, un gobierno que actuó diez meses “en funciones” porque no tenía mayoría, otro que cayó por moción de censura, otro que, sin elecciones, surgió de esa censura y después renunció porque su minoría parlamentaria no le alcanzaba para aprobar su presupuesto —y todavía está en funciones—. Ahora todo parecía normalizarse, pero no."

Y yo me pregunto, después de leer el anterior fragmento -e incluso antes-, ¿no será algo intrínseco en nuestra política históricamente hablando? Por lo menos cada vez que hubo -perdón, ha habido- Democracia en nuestro país. Léase:

"¡Crisis! ¿Pero es eso creíble?... Anoche corrió ese rumor en el Casino. Nadie hacía caso. Yo, que de algún tiempo acá rindo culto al absurdo, me dije: 'Cuando la cosa no tiene sentido común, debe de ser cierta... Para salir de dudas, acudamos a la fuente de los hechos históricos, que es la Reina. El caño de esa fuente arroja su agua primera sobre el cántaro de ese alma de ídem que se llama Guillermo de Aransis'. Acudo a él hace un rato, le interrogo; me contesta con equívocos y sonrisitas que confirman el desatinado rumor... ¡Ay, Eufrasia!, en este horrible desconcierto lógico, viendo que la mentira es verdad y el absurdo razón, el hermoso Aransis me pareció un patán feísimo, zafio, grotesco... Le hubiera dado veinte patadas... En fin, amiga mía, dígame usted la verdad o la parte de verdad que usted sepa". 

Extraído de "La de los tristes destinos". Pérez Galdós, 1907.

Aunque no le quitemos mérito, tampoco, en modo dictadura a los políticos de este país: sea dicho de paso.

Pero la verdad, quizás, es que se está perpetuando el aparente político del sin sentido común que, probablemente, antepone sus intereses por un cargo a la lógica y se rinde culto, aparentemente -otra vez-, al absurdo... que tal vez no lo sea tanto: de saber la parte de verdad que usted no sepa -nunca.

No obstante, recomendable leer el artículo completo de NYT, AQUÍ. Y más al señor Pérez Galdós.

Nota: 'Bonito' título mencionado, el de Galdós.

ACTUALIDAD HISTÓRÍCA | ERNEST XÍNOGA

Buscar este blog

Suscríbase y reciba nuestras publicaciones por correo electrónico